Con un cuento…

Con un cuento se despierta el asombro, se esboza una sonrisa, se derrama una lágrima… con un cuento se cambia el mundo, el tuyo, el mío, el nuestro… con un cuento…

Perfume

Siempre, obsesivamente, me pedías unas violetas para tener en casa. No todo el tiempo te conformé. También compraba otro tipo de flores, pero volvías al único pedido que me hacías cada vez que salía a la calle. Incluso, me dijiste: –Cuando me muera, ya sabes qué me tienes que llevar.
Fue la mejor manera de quedarte. Cada vez que las huelo, a diario, te recuerdo.
Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: