Con un cuento…

Con un cuento se despierta el asombro, se esboza una sonrisa, se derrama una lágrima… con un cuento se cambia el mundo, el tuyo, el mío, el nuestro… con un cuento…

Archivar en la categoría “error”

Volver a empezar

Hasta cuándo...

Hasta cuándo…

Conocí a un señor, y a la señora, que eran amantes el uno del otro.
Por supuesto les costaba llevar adelante esta situación, sin que los cónyuges respectivos se enteraran, pero no lo hacían mal.
Un día decidieron que no era vida el estar siempre mintiendo, arriesgando excusas poco creíbles y viviendo un amor casi infinito, pero a ocultas.
–Hablemos con el cura —dijo ella.
Él no estaba muy convencido, pero aceptó.
Por fin se presentaron y blanquearon la situación, al menos ante quien les parecía un mensajero de Dios.
Los dos se fueron tranquilos. Ambos decidieron recomenzar, pero no era fácil. No se guardan con facilidad, en el recuerdo, veintisiete años de doble vida.

Anuncios

Inmaduro Tecnológico


¡Qué zoquete! Me hice fan de algo cuando creía que me hacía fan de otra cosa, aunque en realidad quería confirmar mi asistencia a un evento anunciado en el Facebook.
Esto me ha dejado pensando: ¿Será que me estoy volviendo un inmaduro a la tecnología?
Es como ser un niño en estas cosas, que algún día las entenderás cuando alguien, mayor que tú, te las explique.
El facebook y otras tecnologías, a veces (pocas por ahora), me dejan anclado en la minoría de edad; hay cosas que no sé cómo funcionan, aunque a veces acierto… en fin, me estoy volviendo mayor -contradicción de la vida-.
Cuanto más mayor, más niño me vuelvo en estas cosas y menos las entiendo, como cuando de chico te decían: Shhh! Cállate, de estas cosas tú no sabes nada, cuando seas mayor las vas a entender. No te metas en cosas de mayores… buuuaaa

Navegador de artículos